logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Renault Kwid 2019

Pequeñín con gran relación costo-beneficio. Desde $164,900 pesos.

08/19/2019 11:01AM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

Versiones y Precio

      

- Intens: $164,900.00

 

- Iconic: $179,900.00

 

- Outsider: $199,900.00 (Unidad probada)

 

 

Motor

     

- 1.0 litros, 66 Hp, 69 lb-ft. (Unidad probada)

 

 

Transmisión

 

- Manual de 5 velocidades. (Unidad probada)

   

 

Well Done

 

- Cabina espaciosa y cómoda.

 

- Consumo de combustible.

 

- Nivel de seguridad en todas las versiones.

 

 

Recomendado Para Ti

 

Buscando un auto rendidor y pequeño para meterte por todos los rincones de la ciudad pero sin sacrificar equipo de tecnología ni seguridad pues Renault Kwid, desde la versión base, cuenta con frenos ABS, 4 bolsas de aire y en la versión manejada, pantalla táctil compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

 

 

Exterior

 

- Rines de 14 pulgadas con tapones en color negro.

 

- Barras de techo.

 

- Skid plates plateados.

 

A diferencia de otros Renault cuyo origen es Dacia, Kwid tiene una identidad distinta pero no por ello menos familiar ya que se trata de un producto desarrollado exclusivamente para Latinoamérica. Comparte el gran rombo al centro con la parrilla que llega hasta los faros.

 

A pesar de las dimensiones compactas, las líneas horizontales y porciones en color negro le hacen ver más grande de lo que en realidad es y la marca lo llama el SUV de los compactos pues en la versión Outsider hay skid plates y rieles de carga (que son solamente estéticos).

 

A los costados encontramos molduras negras en las salpicaderas y puertas así rines de 14 pulgadas con tapón de plástico pintado en negro brillante, haciendo juego con los espejos. En las puertas hay stickers que recuerdan la versión en la que vamos a bordo y que, con ese color naranja, crea un buen contraste con los acentos del interior pero en breve te contamos de ello.

 

La trasera es algo más redondeada, con calaveras de gran tamaño y tapa de cajuela cóncava que da profundidad a Kwid. Continúa la temática de plásticos negros cual camioneta en la fascia que, si llega a dañarse, no se notará tanto a comparación de fascias pintadas.

 

 

Interior y Tecnología

 

- Android Auto y Apple CarPlay.

 

- Vestiduras en tela con detalles naranja.

 

- Ventanas delanteras y seguros eléctricos.

 

La cabina de Kwid es bastante amplia, donde 4 adultos viajan cómodamente pero si uno más necesita ser trasladado, cabrá bien. Los asientos son de tela tipo backpack con un tramado de hexágonos y filo naranja, lo que le da un aire juvenil. Además las plazas delanteras son de una pieza, siendo interesantes a la vista además de tener bordada la palabra Outsider.

 

Continuando con los detalles anaranjados, los encontramos en la palanca de nuevo diseño, en las puertas y volante. Los plásticos son todos duros pero se percibe una evolución en cuanto a calidad y armado, más consistente que antes. Además, diferentes texturas y acabados (negro brillante y gris aluminio) confieren una atmósfera agradable.

 

Al centro del tablero hay una pantalla de 7 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay lo cual hace más amigable su uso. Eso sí, extrañamos una perilla para controlar el volumen pero fuera de ello, es como el sistema que conocemos de la marca.

 

Las ventanas delanteras son eléctricas pero no de un toque, con los mandos debajo de la pantalla mientras que las traseras son manuales, así como los espejos. El aire acondicionado es también manual, con perillas que son amigables para que todos lo usen sin mayor complicación.

 

 

Manejo y Espacio

 

- Cajuela de 290 litros.

 

- Alerta de cambio de marcha.

 

- Altura con respecto al piso de 18 cm.

  

Quizá 3 cilindros y 1.0 litros de desplazamiento no suenen bestiales pero lo cierto es que Kwid se mueve muy ágilmente incluso a la altura de la CDMX (2,200 MSN aprox.) pues el peso de 764 kg es un gran aliado. Incluso yendo cargado, no supera la tonelada y eso se nota en lo rápido que acelera.

 

Ayuda mucho la caja manual de 5 velocidades, cuyas relaciones propician no sólo un manejo ágil sino que también se ahorre combustible pues en nuestras pruebas rondó los 18 km/l dependiendo del tráfico, que si vamos a velocidad constante es fácil llegar a los 20 km/l, lo cual es siempre bienvenido en un city car.

 

Renault Kwid es suave en cuanto a dirección, pedales y suspensión, absorbiendo las irregularidades del camino además de que con 18 cm de altura libre es fácil pasar topes y rampas.

 

Como comentábamos anteriormente, 4 pasajeros irán bien pues 5 ya estarían algo apretados aunque si se tienen confianza no hay problema. La cajuela de 290 litros es suficiente para las actividades cotidianas de un estudiante o quizá una familia recién estrenada. Si se busca más espacio, el asiento trasero se abate en una pieza. Sería más práctico si se tratara de una división 60/40 pero cumple con su cometido.

 

El cuadro de instrumentos muestra distinta información como autonomía, consumo promedio e instantáneo pero también tiene un testigo llamado Gear Shift Indicator que nos avisa cuándo es el mejor momento para cambiar de marcha y así juntar tanto desempeño como eficiencia. En la pantalla central hay una sección que califica nuestro manejo cuyo cometido es básicamente mejorar los hábitos al volante en cuanto a consumos se refiere.

 

 

Seguridad

 

- Cuatro bolsas de aire.

 

- Cabeceras en todos los asientos.

 

- Anclajes ISOFIX y alerta de cinturón de seguridad.

  

Una gran apuesta de Renault en el terreno de los city cars es apostarle a la seguridad y es que las 3 versiones de Kwid disponibles en México cuentan con 4 bolsas de aire y frenos ABS, lo cual es siempre bienvenido.

 

Por otro lado, también son de serie 5 cabeceras y anclajes ISOFIX para poder adaptarle sillas de bebé en el asiento trasero. En caso de que una llanta se ponche, hay una rueda de repuesto del mismo tamaño que el resto junto con sus respectivas herramientas.

 

 

Conclusiones

 

Renault Kwid se trata de un subcompacto que aspira a ser un SUV para ser parte del furor actual y que le queda bien pues su personalidad ruda va acorde con lo agresiva que puede ser la ciudad en algunos casos. Con esto en mente, el manejo suave y agradable lo vuelve una gran alternativa para quien busca un primer auto o quizá para flotilla pues sin importar la versión hay buen equipo de serie, sobretodo de seguridad.

 

Los consumos son pieza clave en este segmento y Renault Kwid logra este cometido fielmente gracias a su motor de 1.0 litros junto con avisos que nos redimensionan para sacarle el mayor provecho al corazón del auto.

 

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de Renault Kwid aquí:

 

 

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook