logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

KIA RIO 2ª PARTE

El subcompacto que vino a revolucionar el segmento. Desde $233,900 pesos.

02/01/2018 04:36PM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

Motor

  

- 1.6 Litros, 121 hp, 111 lb-pie. (Unidad probada)

  

 

Transmisión

    

- Automática de 6 velocidades. (Unidad probada)

 

 

Well Done

 

- Equipamiento de seguridad desde versiones base.

 

- Calidad de marcha.

 

- Sensación de auto de segmento superior.

 

 

Durante la primer parte de la reseña sobre KIA Rio te contamos de su diseño, qué funciones puedes operar en la pantalla táctil y qué tal se encuentran los materiales del interior. Sin embargo, hoy podrás conocerlo más a través de su manejo y espacio interior, que por cierto es muy amplio pero sin dejar de lado el aspecto por el que la marca apuesta, que es la seguridad.

 

Habitabilidad

 

- Asientos abatibles 60/40.

 

- Red de sujeción en cajuela.

 

- Salida USB en asientos traseros.

 

 

Ser un hatchback subcompacto no es sinónimo de tener poco espacio, al contrario, se nota que es muy amplio en ambas filas de asientos y que tiene los espacios necesarios para almacenar lo que necesitamos constantemente.

 

Por ejemplo, adelante hay portabotellas en las puertas y portavasos en la consola central. A esto se le suma el descansabrazos ajustable en longitud con espacio dentro de él y doble charola para celulares delante de la palanca de velocidades, que como comentábamos en la primer parte de la reseña, cuenta con salida USB, auxiliar y de 12 voltios.

 

 

Los asientos delanteros son de ajuste manual y sólo el del conductor tiene de altura. También, el volante puede moverse para que personas de todas las tallas encuentren una posición agradable de manejo. En general, hay buena visibilidad hacia todos lados y el uso de asistencias de estacionamiento hacen incluso más sencillo entrar o salir de lugares pequeños.

 

Para quienes viajen atrás, hay 3 cabeceras ajustables y el cinturón central se esconde cuando no está en uso. Las puertas también tienen espacio para botellas y una botana pero lo realmente interesante es que hay una salida USB para cargar el teléfono. Excelente adición en un auto juvenil. Igualmente, hay revistero en el respaldo del asiento del copiloto.

 

La cajuela tiene una apertura amplia y su forma es cuadrada, lo que permite acomodar maletas de una mejor manera. Cuenta con una red para mantener objetos como balones en su lugar y que se quita cuando no la necesitamos. También hay un gancho para bolsas y un pequeño hueco como para artículos frágiles.

 

Hay una maleta con algunas herramientas (cables pasa corriente y triángulos) que quita algo de espacio pero sabiendo organizar la cajuela, no será problema. Debajo del piso hay una llanta de refacción de tamaño y diseño idéntico a las demás, con el resto de herramientas necesarias para cambiarla.

 

 

Manejo

 

- Asistente de arranque en pendientes.

 

- Modo manual.

 

-Dirección sensible a la velocidad.

 

 

Pusimos en marcha el motor de KIA Rio durante varios días y comprobamos que se trata de un auto pensado para la ciudad por su tamaño y facilidad de uso.

 

El motor de 1.6 litros nos otorga 121 caballos de fuerza que se sienten desde que arrancamos. Dentro del segmento, es de los motores más potentes y se nota. En conjunto con la transmisión automática de 6 velocidades, el andar es cómodo y suave.

 

 

Platicando con Víctor Acuña, Gerente de Producto de Rio, nos comenta que respecto a la generación pasada hubo un ajuste en el motor para obtener mejores consumos, que era lo que los compradores demandaban. Anteriormente, era un motor de la misma cilindrada pero de inyección directa mientras que hoy dispone uno de inyección multipunto.

 

Algo que destaca es la calidad de marcha, siendo muy silenciosa, acercándose a la de autos más grandes. Incluso, las imperfecciones del piso son bien filtradas aunque en algunas ocasiones, baches más grandes se sienten debido al tamaño de las ruedas. En otras versiones es menos perceptible porque son algo más pequeñas y con mayor altura. También, de acuerdo con Víctor, los ensambles y calidad de marcha mejoraron para que el cliente tenga un auto silencioso en todo momento. Es de notar que la manufactura mexicana es excelente.

 

A pesar de que no tiene modos de manejo, es fácil modular la respuesta con pisar el acelerador, y si optamos por cambiar manualmente las velocidades, el desempeño estará en nuestras manos.

 

Los frenos tienen un tacto adecuado, pues al tocar levemente el pedal, comenzamos a detenernos y cuando el ABS entra en acción, la clásica vibración que genera el sistema es poco perceptible.

 

Al ir frenando o con tan sólo soltar el acelerador, entra en marcha el freno de motor y es posible verlo con el medidor de km/l instantáneo en el clúster al centro del cuadro de instrumentos. De hecho al dejar de acelerar, es notoria la sensación de que el auto comienza a desacelerar; a veces  hasta pareciera como si estuvieramos hablando de un auto eléctrico.

 

En cuanto a la suspensión, es cómoda para ciudad, incluso en calles empedradas y se puede manejar con confianza en curvas. En conjunto con la dirección precisa, resulta divertido cuando vamos a velocidades altas.

 

 

Seguridad

 

- Seis bolsas de aire.

 

- Frenos de disco en las 4 ruedas.

 

- Control electrónico de estabilidad.

 

 

Si algo destaca en Rio es su nivel de seguridad, pues desde que llegó a México presentó 6 bolsas de aire, frenos de disco en las 4 ruedas entre otras asistencias, todas de serie en sus versiones.

 

También, hay ayudas que nos facilitan la vida día con día, como el asistente de arranque en pendientes, que mantiene el auto detenido unos segundos antes de avanzar justo cuando quitamos el pie del freno. De hecho, los 4 frenos son de disco, lo que permite tener mejores detenciones y menos fatiga del sistema cuando se le exige más de lo normal.

 

Pero no sólo eso, también hay anclajes ISOFIX para que las sillas de bebé estén sujetas, así como cinturones de 3 puntos en todos los asientos. Realmente tiene un nivel de equipo de seguridad de primera.

 

Un detalle verdaderamente atractivo son las luces de giro, que al momento de dar una vuelta, prenden e iluminan el costado en cuestión, eliminando así la osuridad para ver mejor lo que está a nuestro alrededor.

 

 

Conclusiones

 

 

Sin duda, KIA Rio es un auto que reúne todo lo necesario en un tamaño compacto y estilizado. Durante el tiempo que lo tuvimos a prueba se mostró ágil y práctico para la rutina, donde incluso recibimos halagos por parte de la gente creyendo que era un auto de lujo.

Algo que definitivamente el mercado agradece, es el nivel de seguridad que lleva incluso desde la versión básica, siendo un diferenciador en el segmento.

 

A propósito de la charla con Víctor Acuña, nos compartió que en el futuro, KIA Rio será un auto emblemático precisamente por eso, por atreverse a equipar 6 bolsas de aire y todo el conjunto de asistencias electrónicas obligatorias en otros mercados para ser el parteaguas de la industria, siendo una de las principales razones por las que el consumidor prefiere este modelo. Igualmente, adelantó que en unos meses es muy probable que veamos a Rio Sedán con un nivel de equipamiento superior y muy similar al del hatchback que tuvimos después de tomar en cuenta los comentarios del público al desear rines de mayor tamaño, por ejemplo.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de KIA Rio Hatchback aquí:

 

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook